viernes, 26 de abril de 2013

La Biblia del Winning Eleven

Ya sea el Winning Eleven, el Pro Evolution Soccer o el Fifa, las reglas que acá acercamos deberían ser tomadas como lineamientos sagrados. Cada uno de ellos refleja una realidad. Pasen y lean las máximas del fútbol (virtual).

  1. Cada jugador dispone de tiempo ilimitado para diagramar su formación.
  2. Está terminantemente prohibido hacer cambios durante el partido, aunque su equipo sufra lesiones o expulsiones. El que lo haga será abucheado y tildado de marica.
  3. Solo está permitido poner pausa por una razón de extrema necesidad, como son las siguientes: uno de los joysticks se quedó sin pila o batería, un tercer jugador se cruzó adelante del televisor (revisar próximo punto), el del delivery trajo la pizza, entre otras.
  4. Cualquier jugador o ser humano ajeno al partido que se está disputando que se cruce frente al televisor durante dicho encuentro no podrá jugar durante los próximos 30 minutos y, si no tiene intenciones de hacerlo, será castigado bajo la pena de catapulta.
  5. Las repeticiones de los goles son la mayor ofensa que el jugador que los recibe puede experimentar. Ergo, los replays también están prohibidos, excepto que el juego se tilde. En ese caso todos la tienen adentro.
  6. La única excepción de la regla anterior se produce cuando alguien marca un gol picándosela al arquero, jugada también conocida como vaselina, aunque sin resultados sexuales. Si alguien hace un gol de estas características, está habilitado para repetirlo ilimitadamente, mofarse de su rival, hacer algún tipo de baile festivo y todo sin experimentar venganza alguna.
  7. El entretiempo es solo un momento de transición que hay que saltear rápidamente, aunque el jugador que quiere detenerse a repasar las estadísticas del primer tiempo está habilitado para hacerlo. Su tiempo para esto termina cuando él o ella concluya la lectura de las mismas o cuando al resto de los jugadores les hinche las bolas.
  8. Al concluir el encuentro, el jugador derrotado puede exigir la revancha y, si esto ocurre, el adversario está obligado a dársela. Las excepciones a esto se producen cuando el número de revanchas ya superó las 84 consecutivas, cuando el horario de juego superó las 18 horas ininterrumpidas o si el momento de la revancha coincide con la llegada de la madre de uno de los jugadores que lo viene a buscar.

Autor: Facundo Franco, campeón intergaláctico. Play 1, 2 y 3. Xbox's Fan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario