viernes, 5 de septiembre de 2014

Ya la vi: Locke

Tras días y días de reuniones de producción e intercambios a golpes de puño, la plana mayor de NDN ha decidido que es un desperdicio que su especialista en cine, Doctor Facundo Franco, solo vuelque sus conocimientos sobre el séptimo arte una vez por semana y durante el programa. Por ello, inauguramos esta nueva sección en la que comentaré sandeces varias sobre TODAS las películas que vaya viendo, ya sea en formato DVD como en el cine mismo. Así que, la próxima vez que me vean, antes de consultarme por tal o cual título pueden visitar este espacio y evitarse mi cara de orto sumada al comentario: se, ya la vi.


Hoy arrancamos con Locke, una de un chango que va en auto. ¡Leé más!


En lo personal, me gustan las películas de espacio cerrado y con esto me refiero a las historias que transcurren en su totalidad (o casi) en una misma locación, que por lo general es un lugar bastante reducido de dimensiones donde el protagonista se encuentra encerrado o retenido contra su voluntad.
Enterrado, Enlace Mortal o La Habitación de Fermat son buenos ejemplos de esto.

Locke claramente entra dentro de esta categoría ya que nos cuenta la historia de un vago que se apellida como el título del film y que no sale de su auto durante los 85 minutos que este dura. Parece que este muchacho se dedica a la construcción a gran escala (es ingeniero o algo así) y está a punto de mandar una larga y exitosa carrera al caño por el problema que actualmente lo aqueja. Resulta que en uno de sus viajes por el Reino Unido a causa de su trabajo, el bueno del señor Locke se encontró con una solitaria e interesante señorita que despertó en él sentimientos de compasión y empatía. El resultado: se la cepilló de manera casual y nunca le contó lo sucedido a su esposa e hijos esperando que su pequeña aventura no pase de eso.


Obviamente, esto no sucede. Resulta que aquel encuentro con resultados sexuales dejó embarazada a la señorita en cuestión y esta se encuentra en un pequeño sanatorio londinense a punto de parir al hijo de Ivan Locke. Como dije, la película es él durante hora y media hablando por teléfono con su jefe, su esposa, sus hijos, la suripanta que está por parir, los doctores que la atienden y varios personajes más mientras trata de vencer al apremiante tránsito que lo separa de la capital inglesa.

Protagonizada por Tom Hardy (a quien recuerdo en películas como El Origen, El Caballero de la Noche Asciende o Los Ilegales), Locke es una muy buena película que recomiendo enfáticamente y que sé que ustedes verán como el enajenado público que son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario