martes, 2 de mayo de 2017

Los secretos que no conocías de "El Secreto de sus Ojos"

El actor Pablo Rago habló con nosotros en medio del estreno de su película Los Padecientes, pero no pudo evitar recordar el éxito de El Secreto de sus Ojos y contar anécdotas detrás de la filmación que le valió el segundo Oscar de su carrera. 

Las anécdotas de El Secreto de sus Ojos

“El día que dijeron en la radio que estábamos nominados me puse a gritar: ‘Vamos millo, carajo’”, recordó Rago. Sin embargo, aseguró que el día de la ceremonia prefirió ver… Iron Man. “Estaba con mi novia de aquél entonces y yo me puse a ver Iron Man por segunda vez. La chica me decía: ‘Pero ahí viene tu terna’. Y yo le respondía: ‘Bancá, bancá, mirá esta parte’”.

“Hay gente que mira El Secreto más de una vez porque hay cosas que no viste. La otra vez noté un detalle de la escena final, donde a Darín le cae la ficha, que hay un plano de un portarretrato que se ven los libros de medicina (que en teoría yo usé para aprender a tener encerrado al asesino”.

“Yo no soy zurdo para escribir. Y en la película soy zurdo. Eso es porque estábamos haciendo la escena del bar, cuando acecho al asesino y el cámara me pide que la levante la taza con la mano izquierda. Luego viene la escena cuando pego los cuatro tiros y Campanella me dice: ‘Hacelo con la izquierda’”.


“Para la escena que hablo por teléfono hablé en tiempo real con la señora. La llamaba a un celular (¡y tarde ocho horas marcando porque era a disco el teléfono!). Y de esa escena hay un plano en el final que no es de la filmación, sino que me filmaron sin que lo supiera. Campanella se acercó al cámara, hicieron silencio y me agarraron a al natural”.

“Después que vi El Secreto la vi con Darín y nos golpeó fuerte, porque hay partes que uno las lee en el guión, como la del ascensor, y después verlas es muy fuerte. Cuando salí la primera vez no sabía si me había gustado tanto, porque me impactó mucho. Y la segunda vez que la vi me encantó”.
“Para la escena que hago de viejo me pelaron y todas las mañanas me volvían a afeitar la cabeza. Y Campanella me decía: “¿Otra vez? ¿qué es? ¿Pasto?”. Es raro verse pelado, una noche me llevó Ricardo a mi casa e iba pelado frente a las vidrieras y me daba rechazo verme así, no me reconocía”. 

Oooootro tema: lío político

Rago afirmó esta semana pasada que “extrañaba tener plata en el bolsillo”. Ahora, el actor se refirió a sus declaraciones y explicó: “Escuchen la nota entera. Hay gente que escucha lo que quiere escuchar, y ya tiene un prejuicio que no les hace participar de lo que estoy pensando”. Y se quejó: “Te hacen una pregunta y agarran esa respuesta para hacerte mierda”. 

Rago afirmó: “Yo en los eventos hablo con los noteros, que son simpáticos. Pero estábamos hablando y me mandan: ‘¿Qué opinás de Santa Cruz?’. ¿Y qué querés que te diga? A mí no me va mejor, a algunos sí: a los del campo, seguramente a los fondos buitre, a los que pueden comprar US$ 5 millones. Pero mi mamá no está mejor, porque le aumentó el peaje, porque no se pudo ir de vacaciones, y lo votó a Macri”.
En ese sentido, se quejó del modus operandi de algunos detractores. “Te hacen una pregunta y después te agarran esa respuesta para hacerte mierda”, se quejó y entre risas agregó: “Igual me la recontra banco ¡Macri gato!”.
Finalmente, se defendió de los que acusan de haber trabajado gracias al kirchnerismo. “Sigo pensando lo mismo, no tengo que dar explicaciones por lo que siento, soy un tipo grande y trabajo desde los cuatro años, no tengo que demostrar que trabajé por el kirchnerismo, si no conocí ni a Néstor ni a Cristina”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario